Saltar al contenido

Cómo leer un libro largo en poco tiempo

4 agosto, 2017
cómo leer más rápido

Esta entrada va dedicada a aquellos amantes de la lectura que no tienen todo el tiempo que les gustaría dedicar a un buen libro. Es bastante probable que en más de una ocasión nos haya tirado para atrás la extensión o, mejor dicho, el grosor de un libro, y no nos hemos animado a leerlo. Empezar la leer un libro significa un compromiso, tanto con el libro como con nosotros mismos. Así que a continuación te daremos unos cuantos trucos para conseguir leer un libro largo en poco tiempo.

Establece un objetivo

En primer lugar, de nada vale leer 300 páginas en 2 horas si luego no eres capaz de acordarte de nada de lo que has leído. Leemos por placer, porque disfrutamos con la lectura, y también para aprender.

Lo primero que debemos hacer si queremos leer un libro largo en poco tiempo es marcarnos un objetivo. Para ello, nada mejor que hacernos las siguientes preguntas: ¿qué es lo que busco en este libro?, ¿qué quiero aprender con él?

Recoge información sobre el libro

Antes de empezar a leer el libro, dedica un cuarto de hora a inspeccionar un poco la portada, la contraportada y la cubierta posterior del mismo. Después, ve al índice y en una libreta anota los títulos que más te hayan llamado la atención, para ver si después se ajustan a tus expectativas.

También es muy recomendable buscar reseñas del libro en Internet, en páginas como Lecturalia o Quélibroleo, por ejemplo, ya que están hechas por usuarios que han leído el libro y comparten sus impresiones. Además, si el libro tiene prólogo y/o introducción no te las saltes: pueden ayudarte mucho a comprender el sentido de la obra que vas a leer.

Lee cada página en segundos

Sí, por fin llegamos al meollo de la cuestión. Puede que este subtítulo te parezca un poco exagerado, y la verdad es que no me refiero a que dediques únicamente dos segundos a cada página del libro. Lo que intento decir es que eches un vistazo superficial al libro, que hojees cada página rápidamente, como si estuvieses haciendo un escaneo visual. De este modo, podrás ver qué es lo que más te interesa del mismo en muy poco tiempo: capítulos, subtítulos, etc.

Dedica tiempo a leer

¿Tanta historia para esto?, estarás pensando. Si de verdad quieres aprender algo del libro necesitas dedicarle tiempo… aunque sea poco. Céntrate en los detalles que te han parecido más interesantes, pues después de hacer los pasos anteriores ya sabrás qué es lo que más te llama la atención y por qué quieres leer el libro.

No merece la pena que pierdas minutos valiosos en páginas que no te interesa demasiado leer, si de verdad quieres leer un libro largo en poco tiempo ve directamente a lo que de verdad deseas leer. Bien es cierto que con este método puedes pasar por alto algún punto interesante del libro, pero es un riesgo que debemos estar dispuestos a correr.